¿CÓMO SE RELACIONAN LA COMPASIÓN Y LA CONFIANZA?

Acción sin compasión es como plantar un árbol muerto. Nunca crecerá…

La compasión no necesita ser alimentada. Es como hacer yogur. Se añade el cultivo a la leche y luego se mantiene la leche caliente hasta que se convierte en yogur. A veces se intenta acelerar la producción del yogur aumentando la temperatura de la leche. Pero eso, generalmente, no hace un buen yogur. Si lo mantienes a la temperatura correcta durante un tiempo, entonces sí saldrá un buen yogur.

Del mismo modo, no necesitamos estar constantemente controlando de forma excesiva nuestra vida. En algunos momentos, es necesario dejar de controlar tanto. No tenemos que entrometernos constantemente en situaciones que no requieren más cuidados. La confianza forma parte de la compasión. Si está ocurriendo algo positivo, no hace falta estar revisándolo todo el tiempo. Cuando más se vigila, más posibilidades hay de interrumpir el crecimiento. Hay que dejar que las cosas sean, y esto exige valentía. Esta es la verdadera mentalidad de la riqueza y la abundancia.

El miedo procede de la ansiedad, y el desconcierto de la incertidumbre, lo cual se relaciona con la falta de confianza en uno mismo. Uno se siente incompetente para tratar con las situaciones misteriosas que constantemente parecen amenazarlo. Si tiene una relación compasiva con usted mismo, no le faltará confianza y sabrá qué hacer, al menos en lo fundamental. (…)

Hay una diferencia entre la compasión emocional y la compasión directa. En última instancia, no es que uno tenga que sentir compasión. Simplemente se es compasión. Si se está abierto a las situaciones, la compasión ocurre sin más, porque no se está enfrascado en la autocomplacencia. No es que haya que mantener la compasión, sino que se la reconoce. (…) está ahí, disponible. (…) Dentro de la práctica básica debería haber una actitud amistosa hacia uno mismo, así como una sensación de irradiar cordialidad. Esta cordialidad puede impregnar nuestro entorno, lo cual incluye nuestras circunstancias y a todas las personas que hay en nuestra vida.

La compasión contiene también sabiduría, que consiste en una inteligencia primordial. Podríamos decir que consiste en descubrir la confianza, no-originada o primordial, en nosotros mismos. No tenemos que calcular lógicamente esa confianza. Está ya ahí. En cierto sentido, no tiene comienzo. Es una especie de ojo de la sabiduría que poseemos de manera innata.

Chögyam Trungpa. “Mindfulness en acción”


Volver
c/ Cervantes 18-1º A.- Oviedo, Asturias  |  Tel. 684 696988  |  info@meditacionmindfulness.es
"No sigas las ideas de otros, más bien aprende a escuchar la voz dentro de tí"
Dogen